Versión CastellanoEnglish Version
Finca Cañada Honda

La Finca y su vino en el Tiempo

La existencia de Cañada Honda como finca con identidad propia se remonta al año 1355, en que es citada en Privilegio del Rey D. Pedro I de Castilla que se conserva en el Archivo del Ayuntamiento de Utiel.

Una parte de la finca pertenece a la familia Iranzo desde tiempo inmemorial.

Otra parte fue mayorazgo de los Marqueses de Caro y Condes de Plegamans, y fue adquirida por la familia Iranzo en los años 40.

Sus excepcionales condiciones para la obtención de vinos de calidad hicieron que desde finales del S.XIX los Marqueses de Caro embotellaran vinos procedentes exclusivamente de uvas vendimiadas en Cañada Honda, y bajo esta marca. Los vinos Cañada Honda obtuvieron sendas Medallas de Oro en las Exposiciones de Valencia de 1909 y 1910.

Tras su adquisición por la familia Iranzo, se continuó el embotellado de los vinos procedentes de Cañada Honda, así mismo bajo esta marca.

 




El Viñedo

73 Has plantadas de vides en un medio idóneo para su desarrollo equilibrado.

CONDICIONES NATURALES.

Por la altitud a la que se sitúa, su orientación, la textura del terreno, y el clima que la acompaña, Cañada Honda reúne unas condiciones naturales óptimas para el cultivo del viñedo con vocación de calidad, y con un mínimo de intervención humana.

Cañada Honda se sitúa a escasamente 500 mts. de Caudete de las Fuentes, antigua Ciudad de Kelin, donde se han hallado restos arqueológicos que acreditan la existencia de la viticultura en el siglo V. a de C.

Como su nombre indica, la propiedad forma una cañada de 1´5 Kmts. de longitud, a los pies de la Sierra de la Vicuerca, con orientación N.O.-S.E., y a una altitud que oscila entre los 800 y los 870 mts. Su peculiar forma hizo que, ya desde antiguo, se dijera en la localidad que Cañada Honda es un río de vino.

El cultivo del viñedo se desarrolla sobre terrazas soportadas por muros de contención con fábrica de mampostería hidráulica, que se han ido elevando con el transcurrir de los siglos conforme se colmatan de tierra, y que en algunos casos superan los 2 mts. de altura. La textura del terreno varía entre arenosa y franco arenosa, con substrato rocoso, y escasez de materia orgánica en su composición.

La disposición orográfica del fundo protege a la plantación de los vientos de poniente, que en verano llegan a ser tórridos, y de los del norte, excesivamente fríos en invierno. Por contra, queda abierta al refrescante solano. Esta circunstancia, junto a su altitud, tienen el efecto de una suavización de los rigores termométricos, especialmente de los estivales.

La existencia de bancales aterrazados permite retener el agua de lluvia, mitigando las perdidas por escorrentía del líquido elemento y de la tierra vegetal, que inevitablemente lo acompaña cuando las lluvias son torrenciales; drenándose los ocasionales excesos de agua a través del mampuesto de los muros.

Todo ello conforma un mesoclima cuyos elementos diferenciadores respecto a los del entorno son, temperaturas mas suaves, máximo aprovechamiento de la energía solar, y niveles de humedad en el suelo relativamente más elevados; lo que incide favorablemente en un moderado desarrollo vegetativo del viñedo, disminuyendo, aunque sin eliminarlo por completo, el estrés hídrico, y favoreciento la maduración de los frutos.

La elevada altitud del pago incide positivamente sobre un factor determinante de la calidad de las uvas, cual su grado de acidez, factor imprescindible para dar viveza a los vinos.

 



Establecimiento del Viñedo

La plantación del viñedo actual se diseñó en 1983 con miras a la consecución de dos objetivos distintos pero complementarios; la obtención de vinos de la máxima calidad, y un respeto absoluto por el medio ambiente; quedando supeditado a ambos el volumen de las producciones.

LABORES PREPARATORIAS.

La sistematización del terreno fue mínima, limitándose a la corrección de algunas incipientes cárcavas mediante la construcción de nuevos muros de contención de igual fábrica a los existentes. La otra opción existente, consistente en la realización de amplias explanaciones, con supresión de desniveles y muros, que se acomete frecuentemente para facilitar la mecanización y abaratar posibles instalaciones de riego, fue descartada con el fin de evitar la ruptura de la estructura del suelo, que habría acarreado problemas de erosión y pérdida de agua de lluvia, así como afloramiento de tierra mineral con enterramiento y consiguiente muerte por falta de oxigenación de la vegetal.

Para desinfectar el suelo se prescindió del uso de nematocidas, utilizando en su lugar medios mecánicos y biológicos, tales como la retirada de las raíces de la plantación anterior, el cultivo y enterramiento de leguminosas y gramíneas, y un prolongado reposo hasta realizar la replantación.

Únicamente fueron objeto de desfonde aquellas subparcelas en que la composición de la capa profunda del terreno es sensiblemente igual a la arable, limitándose los trabajos de acondicionamiento en el resto de la finca a labores de subsolado; de esa forma se ha evitado romper el perfil del suelo con lo que ello implicaría de potenciación de la erosión e infertilidad.


LA PLANTACIÓN.

Para el establecimiento del viñedo, y al objeto de conseguir un sistema radicular de mayor desarrollo, se optó por utilizar barbados que serían injertados in situ a los dos años. El portainjertos que soporta la plantación es el 161-49 Couderc, de vigor medio y que por tanto concilia un desarrollo vegetativo suficiente con un claro efecto favorecedor de la fructificación y de adelanto de la madurez, además de su perfecta adaptación a las condiciones físicas del fundo.

La densidad de plantación es elevada para las condiciones climáticas de la zona, llegándose en algunas parcelas a las 4.000 plantas por Ha., circunstancia que, si bien perjudica la producción y encarece la implantación del viñedo, tiene claros efectos sobre la calidad del fruto al restar vigor a las cepas. La distancia entre líneas es de 2´5 mts., no prolongándose más con objeto de que el sistema radicular de las plantas pueda explotar en su totalidad el suelo, así como para evitar el acceso al mismo de la acción solar directa y su consiguiente efecto desecativo. Una distancia inferior se descartó pues impediría la practica del abonado en verde.

La orientación de las líneas se trazó tratando de compaginar la lucha contra la erosión, haciéndolas coincidir con las curvas de nivel, con la captación del máximo de energía solar. Dada la orientación general de la finca, en la práctica totalidad de las parcelas se cumplieron ambos objetivos.

La variedad base del viñedo es el tempranillo, que ocupa 36 Has. El material vegetal se seleccionó en la propia comarca, para conseguir su perfecta aclimatación, haciendo un seguimiento individual por cepas durante un periodo de tres años, en aquellas parcelas elegidas por su mayor vocación de calidad. La variedad cabernet-sauvignon ocupa 8´5 Has. y la merlot 3´5, respondiendo su introducción al deseo de conseguir vinos de mayor complejidad aromática y gustativa, aunque sin desvirtuar, por su moderada presencia, las extraordinarias cualidades de nuestra variedad Reina. El material vegetal foráneo procede de cepas cultivadas en el campo de experiencias de la Escuela de Enología y Viticultura de Requena, y su adaptación al medio y calidad ha sido reiteradamente contrastada por la propia Institución. Por último, la variedad autóctona bobal está representada con 7 Has. destinadas a su cultivo.

El sistema de conducción de las vides es el de espaldera simple, con un solo alambre situado a una altura de 60 cm., que soporta la arquitectura de la cepa, dejando las partes vivaces de la misma en forma libre. Mediante éste sistema de conducción se pretenden conciliar las ventajas que reporta la forma apoyada, concebida para plantaciones foráneas septentrionales, con las de la tradicional poda a vaso.
Los principales beneficios que una formación en espaldera reporta respecto al vaso son, una mayor capacidad para captar la radiación solar, menor riesgo de contaminación por enfermedades cliptogámicas, notable mejora en las posibilidades de mecanización, y un menor potencial vegetativo que se traduce en frutos de mayor calidad en climas secos. De las ventajas enumeradas, la primera en la única que requiere el empalizamiento de los sarmientos, lo que hace ésta operación imprescindible en zonas con déficit de luminosidad solar. En nuestro caso, con una insolación media anual de 2700 horas, de las que 975 se concentran en verano, y una orientación propicia para la captación de la energía solar, se consideró conveniente dejar las partes verdes de la cepa en forma libre, consiguiéndose así el principal efecto positivo de la formación en vaso, que es la mayor conservación de la humedad en el suelo por la gran superficie de sombreado que genera.

Una última cuestión a la que se prestó especial atención para el establecimiento del viñedo fue la referida a la conveniencia de contar con una instalación para su riego y, en su caso, cual de los sistemas al uso resultaba de mayor interés.

La respuesta a la primera de ambas interrogantes fue evidentemente positiva. Partiendo del hecho de que el exceso de agua disminuye la calidad de la uva en la misma medida que incrementa su volumen, es así mismo indudable que un déficit hídrico excesivo, que impida a la planta atender suficientemente sus necesidades fisiológicas, perjudica por igual ambos factores.

Respecto al sistema para hacer llegar el agua a las plantas, se diferenció en función de la textura del terreno y el volumen de tierra de cada parcela. Así, en aproximadamente la mitad de la plantación, con elevado volumen de tierra franco arenosa, que permite la retención del agua durante largos periodos de tiempo, se instaló un sistema de riego por aspersión para ser utilizado en invierno, y únicamente durante los años en que se producen sequías prolongadas. La utilización invernal del sistema obedece a la inexistencia, durante ésta estación, de riesgo de propagación de enfermedades cliptogámicas, así como a la escasa evaporación que se produce al incidir la radiación solar oblicuamente sobre el terreno. Éste sistema de riego tiene, como principales ventajas respecto al resto, su semejanza al modo natural de distribución de agua, cual es la lluvia, que da lugar a un elevado nivel de oxigenación del agua, una distribución uniforme, y un ahorro considerable de líquido con relación a los sistemas por gravedad; no requiriendo así mismo, como en el caso de éstos, trabajos de sistematización del terreno para su implantación.

La mitad de la plantación restante posee suelos arenosos de escasa profundidad, lo que supone que, sin la aportación de agua durante el periodo estival, el estrés hídrico al que se verían sometidas las cepas redundaría negativamente en el volumen y calidad de las cosechas. Dada la imposibilidad de utilizar el sistema de riego por aspersión en verano, por el riesgo de propagación de enfermedades cliptogámicas, se optó por instalar riego localizado. El riego localizado tiene evidentes ventajas como es, aparte de resultar aséptico respecto a los hongos, el ahorro de agua. Su principal inconveniente en agricultura biológica se centra en su tendencia a la formación de bulbos, a los que se limita la actividad vegetativa de las raíces, con lo que ello implica de insuficiente explotación de los recursos con los que cuenta el terreno y consiguiente necesidad de sobreabonado para paliar éste déficit. Para evitar la formación de bulbos se diseñó la plantación de forma que los espacios entre las líneas de cepas no fuesen excesivamente amplios, y situando el mayor número de goteros en cada línea de cepas.

El marco que ocupan al final los goteros es de 2´5 X 1´25 mts., consiguiéndose de éste modo la confusión entre los distintos bulbos y su eliminación de facto. Contribuye así mismo a obtener éste efecto una gestión del sistema orientada a éste fin, con periodos largos de no utilización que obligan a las raíces a explotar la mayor cantidad de tierra posible.






Protección Medioambiental

La práctica de la agricultura ecológica se incardina, para la familia Iranzo, en una concepción de la gestión de los recursos más amplia, que la ha llevado, desde la década de los 50, a reforestar más de 30 Has. con especies forestales autóctonas.

Así mismo se ha promovido el establecimiento de figuras tales como una Microrreserva de Flora, o una Estación Biológica, lo que convierte a la Finca Cañada Honda en el espacio con mayor nivel de protección medioambiental de la Comunidad Valenciana.

Por último, se ha cedido a la Universidad de Valencia una parte de la finca para la instalación de Valencia Alsthor Station, estación meteorológica para el estudio del cambio climático.





Microreserva de Flora

Durante generaciones, la finca Cañada Honda se ha gestionado de forma respetuosa con el medio ambiente. Ello ha dado lugar a una riqueza vegetal que la ha hecho merecedora de que la Generalitat Valenciana haya constituido en la misma una Microrreserva de Flora.

La figura de las microrreservas de flora se creó por Decreto 218/1994, de 17 de octubre, del Gobierno Regional Valenciano (Generalitat Valenciana), en desarrollo de la Ley 4/1989 de Conservación de los Espacios naturales y de la Flora y Fauna Silvestres. Mediante su creación se pretende la protección integral de la vegetación existente en pequeñas superficies de terrenos naturales, que contengan una elevada concentración de plantas raras, endémicas, amenazadas o de elevado interés científico.

El establecimiento de la red de microrreservas de la Región de Valencia ha tenido una amplia repercusión en el mundo del conservacionismo, habiendo merecido, por ejemplo, el que se le dedicara un amplio y elogioso artículo en el número correspondiente a julio de 1998 de Plant Talk.

Por Resolución de 27 de noviembre de 1996 del Departamento de Medio Ambiente del Gobierno Regional Valenciano (publicada en el Diario Oficial de la Generalitat Valenciana de 17 de enero de 1997) se crea en la finca Cañada Honda una microrreserva de flora, cuya superficie, delimitada por coordenadas UTM tomadas con GPS, es de 1´09 Has.

La composición florística del espacio ocupado por la microrreserva, según el informe elaborado al efecto por el Departamento de Biología Vegetal de la Facultad de Ciencias Biológicas de la Universidad de Valencia, dirigido por el Catedrático D. Gonzalo Mateo Sanz, es la siguiente:

Masa dominante:
• Carrascal (Quercus ilex subsp. rotundifolia).
• Coscoja (Quercus coccifera).
• Pino carrasco (Pinus halepensis).

Estrato arbustivo superior:
• Romero (Rosmarinus officinalis).
• Enebro (Juniperus oxicedrus subsp. oxicedrus).
• Rubia (Rubia peregrina subsp. peregrina).
• Sabina negral (Juniperus phoenicea).
• Romerina (Cistus clusii).
• Aliaga (Genista scorpius).

Estrato arbustivo inferior:
• Hierba de las siete sangrías (Lithodora fruticosa).
• Fumanas (Fumana hispidula, F. thimifolia y F. ericifolia).
• Jarillas (Helianthemum violaceum, H. hirtum, H. marifolium y H. cinereum subsp. rotundifolium).
• Siempreviva (Helicrysum stoechas).
• Espliego (Lavandula latifolia).
• Tomillo (Thymus vulgaris).
• Ajedrea (Satureja tragoriganum).
• Rabo de gato (Sideritis tragoriganum).
• Bocha (Dorycnium pentaphyllum subsp. pentaphyllum).
• Manzanilla amarga (Santolina chamaecyparissus subsp. squarrosa).
• Poleo montesino (Teucrium capitatum).
• Hinojo de perro (Buplerum fruticescens).

Pastos secos vivaces:
• Brachypodium retusum.
• Carex harellana.
• Koeleria vallesiana.
• Stipa offneri.
• Teucrium pseudochamaepitys.
• Carduus assoi subsp. assoi.
• Atractylis humilis.
• Carlina corymbosa.
• Centaurea melitensis.
• Cuscuta epithymum.
• Leuzea conifera.
• Asperula aristata subsp. scabra.
• Astragalus incanus.
• Thesium divaricatum
• Linum narbonense.
• Orobanche latisquama.
• Polygala rupestris.
• Coris monspeliensis.
• Echinops ristro.
• Phlomis lychnitis.
• Sedum album.
• Sedum sediforme.
• Dactylis hispanica.
• Eufhorbia minuta.
• Eufhorbia nicaeensis.
• Hippocrepis scabra.

A la anterior relación habría que añadir las especies que se citan a continuación, detectadas por el Dr. en Ciencias Biológicas D. Emilio García Navarro durante los trabajos de campo preparatorios para la redacción del Plan de Gestión de la Microrreserva, que son:

• Ficus carica.
• Argyrolobium zanonii.
• Helichrysum italicum.

Bodegas Iranzo es socio fundador de la Asociación "Espacios para la Vida", integrada por los propietarios de espacios protegidos de la comarca de Utiel-Requena, y cuya finalidad es la realización de actividades tendentes al mantenimiento y potenciación de la biodiversidad y el desarrollo sostenible en la comarca en que se ubica.

 




Estación Biológica-Refugio de Caza

Tras la firma del oportuno convenio con la Sociedad Valenciana de Ornitología, la Generalitat Valenciana aprobó, el 14 de octubre de 1.999, la constitución sobre la finca de una Estación Biológica, lo que supone la prohibición absoluta del ejercicio de la caza en la misma. Es reseñable que la finca Cañada Honda es el único espacio privado de la Comunidad Valenciana donde se ha aplicado ésta figura de protección.

En consonancia con la riqueza botánica descrita, la variedad de la vida animal que se encuentra en la Finca Cañada Honda es considerable.





Valencia Alsthor Station

En consideración al carácter emblemático de la finca Cañada Honda en el campo medioambiental, y a la escasez de intervención humana que altere sus condiciones naturales, la Universidad de Valencia la eligió para la instalación de la Estación de Referencia Valencia Anchor Station.

Se trata de una estación meteorológica de última generación, financiada y dotada instrumentalmente por el Ministerio de Ciencia y Tecnología y por la Conselleria de Medio Ambiente. Su finalidad es la validación de los datos obtenidos por los equipos instalados en los distintos satélites meteorológicos desarrollados por la Agencia Espacial Europea (ESA). Se han hecho mediciones en relación con el GERB (Gostationary Earth Radiation Budget), instalado en el satélite europeo METEOSAT (MSG-1), y desarrollado por un consorcio europeo dirigido por el Rutherford Appleton Laboratory (RAL), del Reino Unido, y compuesto por el Natural Environment Research Council (NERC) del Reino Unido, Services Federaux des Affaires Scientifique, Techniques and Culturelles (SSTC) de Bélgica y la Agencia Spaziale Italiana (ASI) de Italia.

Valencia Anchor Station ha sido objeto de diversas misiones científicas, entre las que se pueden destacar:

- Campaña del GERB International Science Team, realizada del 14 al 30 de Junio en colaboración con la NASA, que programó el sensor CERES, a bordo de los satélites TERRA Y ACQUA, para que covergiera sobre Cañada Honda, a una altura de 700 km. coincidiendo con el GERB, a una altura de 36.000 km. A su vez, se realizaron medidas con el sensor LIDAR, de la Universidad Politécnica de Barcelona, y radiosondeos atmosféricos por el Instiruto Nacional de Meteorología. Mas información en:
http://asd-www.larc.nasa.gov/PAPS/CERES_Spain.html

- Misión SMOS (Soil Moisture and Ocean Salinity), desarrollada conjuntamente por Francia y España, cuyos primeros estudios en Cañada Honda se llevaron a cabo en julio de 2003, con la colaboración del Instituto para el Estudio sobre la Desertificación en el Mediterráneo. Su finalidad es determinar la medición de la humedad del suelo y salinidad del mar mediante teledeteccin.

- Misión EarthCARE (EarthClouds, Aerosols and Radiation Explorer, desarrollado por la ESA y la NASDA (Agencia Espacial Japonesa).

Bodegas Iranzo - Caudete de las Fuentes - ctra Madrid 24 - 46315 - Valencia - Teléfono: 963 846 000 - Fax: 962 319 282